G.S, policía local: “La Policía sólo puede actuar en un caso de okupación flagrante”

Por Anna Utiel y Anna Carrera

En los últimos años, a causa de la crisis económica que ha sufrido nuestro país –y el mundo entero–, los problemas relacionados con la obtención de una vivienda digna han ido aumentando. Este hecho ha ido acompañado de un crecimiento del movimiento Okupa, que ha protagonizado numerosas polémicas de las que los medios de comunicación se han hecho eco.

Como la mayoría de asuntos polémicos, la Okupación tiene un lado positivo y un lado negativo. El objetivo de En Terreno Okupado es mostrar estas dos caras. Por eso, hoy, os ofrecemos una entrevista con G.S miembro de la Policía Local de un municipio del Baix Llobregat. G.S tiene 46 años y una amplia experiencia en el servicio policial. A lo largo de su carrera, se ha encontrado con múltiples casos de okupación y conoce de primera mano los problemas que esto causa y cómo debe actuar ante ellos.

¿Cuál es la situación actual de la okupación en Cataluña?

En Cataluña, en la actualidad, con el auge de los movimientos antisistema, la juventud ha cogido la okupación como una alternativa más a la hora de obtener una vivienda. De cara a la gente joven, es algo atractivo, de manera que ha proliferado muchísimo. Antes era raro que en un bloque de viviendas hubiera gente okupa, y ahora es algo habitual. Incluso hay gente que se dedica a ir por los inmuebles fijándose en los carteles de pisos en alquiler o en venta y hacen un seguimiento de éstos. Después, rompen la cerradura, la cambian y, o bien los ocupan, o bien venden la nueva llave a alguien que esté interesado. De esta forma, hacen negocio con la okupación.

En un caso así, ¿la Policía puede actuar sin una sentencia previa?

Nosotros, como Policía Local, ante la llamada de cualquier requirente porque se está produciendo una okupación flagrante –es decir, que está ocurriendo en ese mismo momento– podemos actuar. No necesitamos ninguna sentencia ni ninguna notificación judicial previa. El Código Penal ―dice G.S mientras lo sostiene en su mano― nos habilita para poder actuar en estos casos.

IMG_20170508_190151
Hablamos con G.S, que sostiene el Código Penal en su mano. Fuente: imagen propia

¿Pueden los okupas ampararse en alguna ley?

No existe ninguna ley que ampare a los okupas. Cuando alguien ocupa ilegalmente un piso que, por supuesto, tiene un titular (ya sea un particular, una entidad bancaria o una empresa), está cometiendo un ilícito penal.

En los últimos años, con la crisis económica, hemos visto que ha aumentado en gran medida el número de desahucios ejecutados en nuestro país. ¿Esto ha ido ligado de un aumento también del movimiento Okupa?

Con la entrada de la crisis, se han dado muchos casos de gente que, de golpe, ha dejado de llegar a final de mes. Se trata de gente que –hasta entonces– tenía una vida “normal”: tenía un trabajo, se ganaba bien la vida y podía pagar su hipoteca de una manera cómoda. Ahora, muchas de estas personas no pueden costear una hipoteca de 1000 euros (que hasta hace unos años era un precio muy normal), de forma que el banco les ha quitado el piso; han sido desahuciados.

   Así, su vivienda ha quedado en propiedad del banco, que posteriormente la ha puesto en venta. En muchos casos, nadie ha estado dispuesto a comprar estas casas y, finalmente, han terminado siendo ocupadas. La mayoría de veces, los okupas previamente han estado pendientes del estado de estas viviendas y se han dado cuenta de que estaban desalojadas.

¿Es algo común que las personas desahuciadas intenten acceder como okupas a su antigua vivienda?

No me he encontrado nunca con un caso de este tipo. No es habitual que la gente que ha sido desahuciada trate después de ocupar la que era su vivienda. Quizás es por las diferencias características que hay entre estas personas y los okupas. Las personas desahuciadas suelen entender que les han quitado el piso y buscan otras alternativas de vivienda. Sin embargo, la gente que ocupa casas tiene otro perfil. Nosotros nos estamos encontrando con gente muy joven, a lo mejor de 20 o 30 años; mientras que los desahuciados suelen tener bastante más edad.

¿Se presta algún tipo de ayuda a los desahuciados para que no tengan que recurrir a estas prácticas?

A los particulares que tienen dificultades para satisfacer sus necesidades básicas y no pueden llegar a final de mes, se les prestan ayudas en algunos servicios (como la luz o el agua). El objetivo es que el banco no tenga que llegar al punto de quitarles el piso. Eso sí, una vez te lo han quitado, no se puede hacer nada.

20170508_194458.jpg
Paseamos por la localidad donde G.S ejerce como policía. Fuente: imagen propia

“Para que pueda iniciarse el proceso judicial, es imprescindible que el propietario de la vivienda ocupada ilegalmente interponga una denuncia”

¿Cuál es el plazo de maniobra que tiene la Policía para echar a los miembros de una casa ocupada ilegalmente?

Los policías única y exclusivamente podemos y debemos trabajar con el Código Penal. Tenemos que aplicar todos aquellos artículos que traten de hechos tipificados como delito y actuar según el protocolo. Según la modificación del artículo 245 del Código Penal, a fecha de julio del 2015, sólo podemos actuar en casos de okupación cuando se nos avisa de manera flagrante. Esto significa que solamente podemos detener a los okupas en el momento exacto en que están rompiendo la puerta o la ventana para acceder al interior de la vivienda. Una vez estas personas se han instalado en la casa y han pasado ciertas horas o incluso días, se considera que ya están ejerciendo su intimidad dentro de esa vivienda y que ahora es su morada.

A partir de ahí, nosotros ya no podemos actuar; simplemente, nos limitamos a identificar a los okupas, siempre y cuando el titular del piso o casa ponga una denuncia. Al denunciar, el propietario está corroborando que han ocupado su vivienda ilegalmente, de una forma no consensuada; por este motivo, es imprescindible que haya una denuncia. Sólo así podrá iniciarse el procedimiento judicial para echar a los okupas.

¿Es posible que esto haga crecer el fenómeno del movimiento Okupa?

Sí, una de las razones por las cuales la gente ocupa más pisos es esta. Antes, teníamos un plazo de 48 horas para echar a los okupas del interior de las casas; ahora, como ya he dicho, si no es de manera flagrante no podemos hacer nada. Esto se ha extendido a nivel de la calle, la gente lo sabe. Como consecuencia, los okupas rápidamente colocan sus enseres en cuanto entran a la vivienda, y nos aseguran a los policías que llevan varios días. Aunque nosotros sepamos que se han metido hace tan sólo unas horas, no podemos demostrarlo, de forma que nos quedamos sin posibilidad de actuar.

“Aprovechando que los procedimientos judiciales se han ralentizado, se han creado empresas anti-okupas que actúan al margen de la ley”

La proliferación del movimiento okupa en los últimos años ha ido acompañada del surgimiento de nuevos grupos anti-okupas, cuyas prácticas han sido cuestionadas por diferentes sectores de la sociedad. ¿Cómo se enfrenta la policía a este tipo de agrupaciones?

— Actualmente, al proliferar y aumentar los casos de okupación de propiedades privadas, el procedimiento judicial ha comenzado a ralentizarse por la gran cantidad de casos que se registran y por lo difícil que es sacarlos de casa con la nueva aplicación del Código Penal. Este largo proceso llega a ser costoso para los propietarios, ya que deben pagar las costas judiciales.

Aprovechando esta situación se han creado empresas que prestan sus servicios para desocupar pisos ocupados, pero actúan al margen de la ley. Estas empresas coaccionan a los individuos de las casas okupadas y aprovechando que estos salen del piso, cambian las cerraduras, o incluso, entran dentro del piso y, de modo violento, destrozan  los muebles del interior del piso, obligan a los okupas a abandonar la casa de forma violenta.

La policía actúa contra los casos de violencia de estas empresas que desocupan casas, ya que cometen ilícitos penales, como coacciones o delitos de daños. La obligación de la policía es actuar, ya que aunque los okupas están cometiendo delitos penales, las empresas desokupas también practican actos ilícitos.

IMG_20170510_115628
G.S, durante un servicio. Fuente: imagen propia

En cuanto a la okupación de espacios y equipamientos públicos, ¿la actuación policial es distinta?

— En el caso de la okupación de espacios y equipamientos públicos, la actuación policial es similar a la de los casos de okupación de propiedades privadas. Como primera instancia, es necesaria una denuncia por parte del titular propietario del espacio o equipamiento público que ha sido ocupado, en estos casos suelen ser los ayuntamientos. Esta denuncia por parte de la entidad es imprescindible para que la policía pueda actuar.

El siguiente paso es ir al lugar donde se encuentra la propiedad ocupada, identificar y observar el entorno para comprobar quién está ocupando el espacio y realizar un atestado y tramitarlo mediante los juzgados, que abren un expediente contra los individuos que están ocupando el lugar público.

Posteriormente, el juzgado manda una notificación a los miembros ocupantes del espacio, donde se les informa de un plazo, o incluso un día concreto, en el que tendrán que abandonar el lugar o de manera voluntaria y de forma pacífica o aplicando la fuerza policial.

Como última instancia, tras la notificación, la policía actúa, ya que los grupos no suelen abandonar los espacios de forma voluntaria. Estos casos son los que también se reflejan en los medios de comunicación, en los que se muestra a los grupos policiales de intervención aplicando la fuerza y obligando a abandonar el lugar a los individuos ocupantes.

Los casos de desalojo de espacios ocupados que son mediáticos crean una imagen pública de los policías como fuerzas salvajes, pero se debe remarcar que los individuos que ocupan los lugares públicos que se desalojan han sido avisados previamente y la actuación policial siempre es la última opción.

¿Cómo se puede evitar la okupación ilegal de una propiedad?

— La recomendación de la policía hacia los propietarios es sencilla. Si tienen una vivienda a la que no acuden habitualmente, porque, por ejemplo, es una segunda residencia y está deshabitada durante un tiempo prolongado, se aconseja vigilar la zona e incluso generar movimiento dentro de la vivienda, como mover las persianas o las cortinas.

También se recomienda que los propietarios hablen con los vecinos del mismo edificio de viviendas o de la zona cercana de la propiedad, para comunicarles que, si observan cualquier incidente o perciben ruidos extraños dentro de la vivienda, que llamen con rapidez a la policía, ya que la única manera de evitar la okupación de una propiedad es detener a los okupas en el momento que vayan a entrar dentro de la propiedad. Si no hay celeridad por parte de los propietarios o los vecinos, la okupación es complicada de evitar.

Aunque también existe la posibilidad de instalar puertas consideradas anti-okupas, puertas difíciles de abrir si no es con una radial o gatos hidráulicos, los propietarios particulares no suelen hacerlo. La colocación de puertas anti-okupas es una acción habitual en los casos de viviendas que son propiedad del banco, que ya han sido ocupadas y han conseguido desalojarlas, como una medida de protección para que no vuelvan a ser objetivo de los okupas.

G.S ha mostrado a Terreno Okupado el lado negativo de la okupación y los problemas que comporta en los juzgados el aumento del movimiento okupa durante los últimos años. También ha esclarecido la situación legal en la que se encuentra la okupación, cómo está tipificada en el Código Penal y cuál es el papel de la policía en estos casos de ocupación de propiedades tanto privadas como públicas, destacando la rapidez como la única manera de evitar una posible ocupación de un espacio.

Para saber más

El PDeCAT lleva hoy al Congreso una ley contra la ‘okupación’ de viviendas criticada por la PAH y Unidos Podemos

La “Okupación”: Derecho y consecuencias

Defensa jurídica y aspectos legales

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s